fbpx

Cartas de Erwin P. Dieseldorff | Carta #9

Cartas de Erwin P. Dieseldorff | Carta #9

Cobán, 22 de noviembre de 1888

 
No he recibido carta tuya desde que he llegado. El correo a Guatemala vía Livingston sale una vez a la semana de Alemania y llega aquí el sábado, mientras que el correo vio Livingston a Europa sale aquí los jueves por la mañana.
 
Desde que te escribí he hecho algunas excursiones. Creo que te escribí que visitamos a August Helmrich en Samac. Luego visite a un señor Littlepage, norteamericano que posee una finca a tres cuartos de hora de Cobán a mitad del camino hacia Samac. Es un hombre ya mayor de edad, como de 60 y tiene una mujer en los 30’s y tres hijos. Desde luego llevan una vida bastante monótona y toda esa gente se alegra mucho cuando uno la visita, porque entonces oyen algo del mundo y de vez en cuando ven una cara nueva.
 

Aquí encontré muchos cuchillitos y puntas de flecha de una piedra (hecha por indígenas en tiempos remotos) que tiene hendiduras delgadas y parecen vidrio ligeramente ennegrecido (obsidiana). Los cuchillos son sumamente filudos y uno se puede cortar fácilmente con ellos. Solo encontré dos puntas de flecha. La gente aquí es increíblemente pacifica en este departamento llamado Alta Verapaz o sea la tierra alta de la verdadera paz, por ser una región muy alta, pues también hay una que se llama Baja Verapaz. Encontré además lindos fragmentos de vasijas de barro, parecidas al trabajo de alfarería romana y con dibujitos en perspectiva egipcia.
 
Yo mismo haré más adelante algunas excavaciones en este lugar, también encontré cuchillitos en la antigua finca de WillieChimax” ( se pronuncia Chimasch pues la “x” en idioma keqchí es como nuestra sch) a un cuarto de hora de distancia y que ahora pertenece a Richard Sapper así como en la finca Hermann H. que está directamente detrás de nuestra casa. Esto demuestra que toda esta región maya estuvo alguna vez tremendamente poblada, pues estos cuchillos se encuentran en buenas cantidades. Este valle también estuvo habitado hace mucho mucho tiempo, tal vez hace miles de años, ya que de tres a cuatro pies de profundidad se encuentran piezas que obviamente perdieron su valor, por lo que se quedaron tiradas y la corteza terrestre se formó lentamente a los largo de las generaciones.
 
En Chimax encontré una gran cueva, que según averigüe después era conocida, pero que nunca fue investigada a fondo. Hice una excursión a su interior con Ludwig Euler, un pariente de Sapper que trabaja con el cómo su asistente. Estábamos provistos de una lanza (astilla de pino -ocote- no quería prender fuego) y llevamos con nosotros a Sack (el viejo y leal perro de Willy). En la cueva había muchos murciélagos y a veces tuvimos que arrastrarnos con las cuatro extremidades. Fue muy interesante. Mañana iré con Hermann Helmrich a Sasís una gran finca al este de Cobán, ubicada a cuatro horas y media de distancia. Le pertenece a él y al barón von Nostitz que ya salió para allá con Carl Wilhelm Behlen, el administrador. Allí continuare con mis estudios etnográficos y arqueológicos. Los indígenas todavía tienen ídolos de épocas antiguas de plata que se cuelgan en el cuello y cosas extrañas como anillos, peces, gallos, pájaros, campanas y cruces de plata en el collar (chachal) que es ya sea de perlas o de coral. De estos busco comprar tantos como sea posible, ya que no valen más que el valor de la plata, en Europa su valor es 10 veces más.
 
El domingo por la noche unos músicos particulares de Cobán nos ofrecieron una serenata de 11 a 12 a petición de un amigo de August quien detesta esto, porque no aguanta todo lo que es “recio”. Yo estuve enojado por una hora, porque nos tuvieron despiertos con esa mala música. Ahora estoy aprendiendo la lengua “queechí” (sic) y español. La primera es muy difícil, pues no hay libros en ese idioma (con la excepción de uno o dos) y tengo que aprender vocales etc de cuadernos que escribió un ladino. Los sonidos son raros: 1=Hun, 2=Ka-ib, 3=oh-shib, 4=ka-hib, 5=oh-ob, 6=gua-kub, 7=gus-kib, 8=gua-scha, 9=ba-leb, 10=la-cheb.
 
Si tienes que enviarme un telegrama entonces simplemente envíalo a la dirección Dieseldorf (con una efe al final) Cobán, o sea solo dos palabras, Dieseldorf Cobán y el tío y/o August no lo deben ver (lo que supongo no ocurrirá casi nunca) entonces pones antes simplemente Erwin. Cobán es conocido y no se tiene que especificar por Guatemala. El doctor Karl Sapper hermano de Richard Sapper llego aquí el 19. Como nunca había montado a caballo, está bastante agotado.
 

Yo me siento muy bien también me he fortalecido bastante de manera que se me abrió el pantalón a la altura de la cadera, lo que alegro mucho a Hermann. El 20 llego don Pablo Sierra, casado con la hermana de Rosa. Sin embargo aún no lo he visto. Posee una gran finca. August y Agnes me pidieron enviarte saludos. El 24 pensaremos en ti. Esta vez tuve poco tiempo para escribirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.