fbpx

Cartas de Erwin P. Dieseldorff | Carta #15

Cartas de Erwin P. Dieseldorff | Carta #15
Cobán 6 de enero de 1889

Cobán 6 de enero de 1889
 

Ayer recibió August un telegrama de Guatemala de Koch que decía: “Le puedo ofrecer a tu hermano un puesto en la finca Miramar ya sea como voluntario o empleado” Miramar significa “se ve el mar” es una gran finca que pertenece a Koch, Hagmann & Cía y está a seis horas de Quetzaltenango (la segunda ciudad de Guatemala) que también encontraras marcada en el mapa. O sea que está en la costa del otro lado donde se encuentran todas las ricas fincas de café. Hagmann, uno de los socios, vive en la finca, la que parece estar magníficamente equipada con luz eléctrica y hasta un tren propio.

 
 
 
La cosecha en la otra costa habrá terminado en febrero, de todas maneras August me aconsejo no dejar pasar esta oferta; yo también pedí información a Hermann H. y a von Notitz y luego decidí aceptar el puesto, primero como voluntario. August me aconsejo decididamente ir a la otra costa o a Guatemala, aquí la vida es muy estrecha y los grandes negocios se hacen allí, el clima allí es muy bueno, sobre todo donde la tierra es bastante alta. Además me he restablecido bastante en estos dos meses, que ya puedo volver a trabajar otra vez. Si no me gusta, siempre puedo regresar o ver que hago.
 
O sea que mañana 7 de enero a las siete de la mañana salgo a caballo y por suerte tengo al señor von Nostitz como compañero de viaje hasta Guatemala. En Guatemala iré a un hotel aunque voy a buscar al tío y a don Pablo Sierra en la ciudad. Allí no estaré por mucho tiempo y tan pronto como me sea posible, me dirigiré a mi nueva actividad. Gracias a Dios que no necesitas preocuparte por mi salud, la vida en una finca es muy apropiada para la salud, porque siempre se está al aire fresco. Que tratare de rendir más eficientemente, se entiende por sí mismo. Las cartas dirígelas siempre exactamente como antes, o sea E.P. Dff Esq. Cobán, Rep. de Guatemala. De Guatemala te escribiré más detalles y te describiré mi viaje a Guatemala vía Salamá.
 
 
 
 
Me voy de esta casa con el corazón partido, porque aquí me dieron tanto cariño. A decir verdad, primero estuve decidido a no aceptar el puesto por mi linda estadía aquí, pero veo que la prolongada ociosidad puede limitar mi futuro deseo de trabajar y mis capacidades. En realidad des el 10 de Julio no he hecho más que vagar. August y Agnes también sienten mucho que me vaya, así como Hermann y los otros, pues fuera de casa he ganado varios amigos, por ejemplo a Richard Sapper y al doctor Karl Sapper, Theodor Stalling, Carl Sauerbrey (este último es empleado de Heinrich Rudolf Dieseldorff & Co y oriundo de Hamburgo).
 
Así finaliza el primer archivo que contiene las cartas de 1-15.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.